domingo, 14 de diciembre de 2008

PARECE MENTIRA


Me parece mentira que sigamos aún con la misma historia y lo que nos queda. La pretensión de Francia de llevar a la ONU una propuesta para despenalizar la homosexualidad en todo el mundo ha levantado ampollas en Italia y en el Vaticano. ¿Cómo puede estar pasando esto en pleno siglo XXI? ¿Cómo puede ser delito y hasta tener pena de muerte amar en algunos lugares del mundo? No lo entiendo. Por más que quiero no lo entiendo.

Mientras en infinidades de lugares se maltrata y veja aún a la mujer por ser mujer, mientras minas de racimo sigue matando a campesinos y niños, mientras el terrorismo sigue haciendo de las suyas,…sin que nada parezca estar pasando y la Iglesia ni se pronuncie, resulta que se monta la de Dios es Cristo –nunca mejor dicho- si se habla de despenalizar la homosexualidad. ¿Cómo se puede penalizar a hombres y mujeres por amar? No lo comprendo. No me entra en la cabeza. Es que estoy escribiendo a golpe de rabia. Porque la sinrazón de los hechos me bloquea totalmente. Este debería ser un tema ya superado en nuestra sociedad. Toda la culpa la tiene el cristianismo, el catolicismo, y los ismos vaticanos que los parió. Ni siquiera se está hablando de legalizar las uniones en todo el mundo sino de despenalizar la homosexualidad. ¿Cómo pueden tener la osadía de negar eso? ¿Cómo pueden pretender que se sigan matando a gente por ser homosexual?

¿Qué pasa en Italia? ¡Por favor! ¿Dónde han ido a parar estos romanos? ¿Pues no que censuraron en la televisión pública italiana RAI 2 la película Brokeback Mountain el pasado lunes? Un filme de Ang Lee que recibió el León de Oro del Festival de Venecia en 2005, tres premios Oscar y cuatro Globos de Oro. No me lo puedo creer. Conozco películas mucho más atrevidas de los años 60 y 70. Pero claro, no hablan de visibilidad, ni tratan el tema como hoy día se hace, sino que hay que verlas desde la perspectiva de la invisibilidad y la represión. No se habla de uniones de dos hombres o mujeres abiertamente y de pleno derecho, no plantean esta situación que es lo que les jode.

Si no les afectara, no les jodería tanto. Digo yo. Hablando en plata. ¿Por qué les molesta a ciertos “foros de la familia” –familias heterosexuales- que haya otras familias homoparentales? Si ellos están tan felices y contentos con su situación familiar ¿por qué se meten con los demás? ¿No tendrán miedo de que algunos miembros cercanos a sus familias (sus parejas o hijos) opten por esta opción? ¿No tendrán miedo de ser abandonados? ¿Les dará rabia no haber podido hacerlo ellos mismos y tienen que reprimir a todo hijo de vecino para no verlos por las escaleras de su casa y sentir cada día su propio fracaso por cobardía? Pues sí, así de claro hablo. Porque ya estoy harta. No hay mayor represor que el propio reprimido. Y del Vaticano, mejor no hablar. Porque me meto y no paro. ¿Cómo van a permitir ellos las uniones homosexuales? Entonces se quedan sin clientela: ellos que son expertos en lavarles el cerebro a chicos y chicas “raritos”[1] cuando son pequeños para llevarlos a su terreno. Si acepta el Vaticano las uniones homosexuales se queda sin negocio. Así de claro. Ellos están pero tiritando de miedo. Me los imagino pensando “si estos homosexuales se convierten en ciudadanos de pleno derecho para formar familias ¿qué joven vendrá a abrocharse las sotanas con nosotros?” ¡Qué hipocresía más grande la de esta sociedad y la de esta Iglesia!

¡Y para colmo el Juez Calamidad, devoto de éstos! Un Juez que pretendía separar a una hija de su madre porque vive y ama a otra mujer. Y encima se pone a llorar en el juicio el muy listo para que nos apiademos de él! Toma ya. Y a tragar se ha dicho. A tragar y a tragar y a tragar con lo que ellos quieran. ¡Que se metan en sus casas a dar sus misas! Que yo ahí no entro. Yo si que no voy a entrar. Que en su casa y con su vida haga lo que le de la gana. ¿Pero que tenga él derecho a decirle a los demás lo que tiene que hacer? ¿Qué tenga él potestad para negarle la custodia a una pareja de su propia hija? Esto sí que es escandaloso.

Y encima tenemos que aguantar en mil y un programas de televisión a ciertos personajes opinar sobre la vida de los demás y aquí no pasa nada. Todavía. Aún hoy. Y lo que nos queda. Esto es un camino de fuego. Obstáculo tras obstáculo. Insulto tras insulto. Negativa tras negativa. Lo que es de elogio humano es que aún nos queden fuerzas a los homosexuales para salir del armario. Porque ellos nos quieren dentro, claro, con miedo, para manipularnos y dominarnos cuanto puedan. Lo que es tremendamente valiente es hoy día ser homosexual.

Se ponen dos comedias en la televisión sobre los gais y ya está todo hecho. “¡Qué graciosos! Pero vamos que para que se van a casar no están ellos bien ahí con su vida para arriba y para abajo, de pub en pub, mira que bien se lo pasan, pero si yo soy muy moderna, a mi que vivan juntos no me molesta”. Vamos como si los gais fueran a molestarle a las cuatro de la mañana llamando a su casa. Pues claro que no te molesta, señora, cada cual en su casa.

Cuando no, sale por la tele una fotito del colectivo feliz y contento y ya se cree esta sociedad que somos los reyes del mambo y que estamos todo el día de carroza en carroza del Orgullo Gay. Y venga “a machacarlos, que se lo merecen”, van a estar estos contentos y yo jodido. Y así un día tras otro y un año tras otro.

Lo que ha hecho Zapatero y este Gobierno del PSOE es lo que deberían haber hecho hace mucho, pero que mucho tiempo en este país y en cualquier otro. La legalización del matrimonio Gay era una piedra angular que le hacía falta a esta sociedad. Hasta que no pasen 20 años no vamos a apreciar con objetividad el gran paso que ha supuesto para España y para el mundo entero. Zapatero ha sido el impulsor de nuestros derechos y es por eso que Francia propone ahora a la ONU esta propuesta mundial. Somos en este país el inicio del cambio y del progreso, pero ¿cómo podemos permitir en España jueces calamidades a estas alturas? ¿Cómo callarnos ante esta Iglesia que permite que se condene a la gente por amar mientras que otorga mil veces ante conflictos bélicos en todo el mundo? ¿Cómo podemos tolerar este sinsentido? ¡Que alguien me lo explique! o mejor ¡que se acabe esto por favor!



[1]
Lo de “raritos” lo digo en un sentido positivo. “Rarito” en inglés “queer” se utiliza para denominar una teoría en boga desde hace unos años, la “teoría queer”, para designar toda conducta sexual no normativa. Mucho más interesantes somos los raritos que los normales que son todos iguales, previsibles. Yo rarita la primera.


Artículo publicado en el Sanlucardigital el domingo 14 de diciembre de 2008
.




Juanes, It's time to change.


Mónica Naranjo, Entender el amor



Mónica Naranjo, Sobreviviré




Ana Gabriel, Simplemente amigos



Rosario, De ley


Malú, Como una flor


Ana Torroja y Marta Sánchez, Mujer contra mujer



OBK, Yo no me escondo


Mónica Naranjo, El amor coloca.

3 comentarios:

Safo dijo...

Hola, Lola:

Un artículo maravilloso, en estos tiempos es necesario que haya personas que alcen la voz contra injusticias como éstas, porque la homofobia es aún hoy día una realidad y la sociedad está plagada de prejuicios hacia nosotros. Estas noticias de actualidad que citas -la negativa de Italia y el Vaticano a despenalizar la homosexualidad, el juez Calamita/Calamidad/la censura de Brokeback Mountain en Italia(censura que yo, personalmente, no entiendo)- son un excelente exponente de estos hechos. Realmente -como bien has dicho-, no tiene nada de sencillo salir del armario.
Un abrazo.

Nones dijo...

Chapeau!
Llego a este blog a través de Safo y estoy encantada de haber dado con ambos.
Me ha encantado esta entrada, se puede decir más alto pero no más claro. Dan veguenza cuando menos y lo lamentable es que aún haya gente que no abra los ojos y no se manifieste en contra de tanto sinsentido como bien afirmas.

Volveré a visitaros seguro.

Un saludo

Los youtubes... is, no puedo escucharlos, acaban de formatearme el pc y todavía hay cosillas...
Mejor no sigo que una no habla tan bien como vosotras :p

Aisss otra cosita que tenéis en común- la palabrita de verificación . Por si acaso- se quita yéndoos a Personalizar-Configuración-Comentarios.

Electra dijo...

Hola Lola, estupendo y completo artículo, sí señor. Sin embargo, hay algo que parecemos olvidar todos y es la esencia misma del ser humano. El ser humano siempre ha arremetido contra lo que le da miedo o le molesta; y nos da miedo aquello que no entendemos, y nos molesta aquello que va contra nuestras costumbres o hace peligrar su hegemonía. Y esto es así más allá de la tendencia del ser humano a actuar como borrego sin voluntad por creencias o ideologías religiosas y, por supuesto, de fanatismos impuestos por las clases religiosas, que queda aún más lejos de poderse racionalizar de algún modo coherente con la supuesta inteligencia suprema del hombre.

Por otra parte, el ser humano lucha por aquello que le afecta, pide o exige tolerancia respecto a lo que considera su derecho, pero rara vez interviene o mantiene la tolerancia cuando el problema es de otro o no le va nada en ello, sobre todo si se trata de ir en contra de una mayoría cuando, acomodados y arropados en la multitud de la masa, se está más calentito.

En cuanto a la Iglesia Católica, y otras como por ejemplo la Musulmana, no puede aceptar que el mundo evolucione y admita lo que ellos no admiten porque si pierden la posibilidad de meter miedo con el eterno castigo divino pierden asimismo su poder sobre el hombre.